Reflujo gastrico nocturno

Reflujo gastrico nocturno
Puntua este Articulo

reflujo gastrico nocturno

El reflujo gástrico es una enfermedad más común de lo que crees de hecho más de un 30% de la población mundial lo han padecido alguna vez o lo padecen, el reflujo gástrico se caracteriza por el paso de contenido alimentario del estómago al esófago produciendo un fuerte ardor a nivel del esófago.

 reflujo gastrico nocturno y sus sintomas mas comunes:

  • Ardor en el estómago y el esófago.
  • Regurgitación
  • Nauseas
  • Vómitos
  • Sabor amargo o acido en la boca

Pero cuando hablamos de reflujo gástrico nocturno todo cambia debido a que además de los síntomas comunes del reflujo gástrico debemos agregarle otros síntomas como por ejemplo: No poder dormir debido al reflujo y malhumor en el día por la falta de descanso en la noche.

Por suerte todo tiene solución en esta vida y en este artículo hemos tomado la iniciativa de ayudarte con tu problema de reflujo gástrico nocturno con estas sencillas pero útiles recomendaciones que te solucionaran tu problema de una vez por todas.

  • Acuéstate a dormir sobre tu lado izquierdo: Muchos expertos lo recomiendan debido a que de esa manera se mantiene hacia arriba es decir elevado el esfínter esofágico lo que te ayudara mucho con tu problema de reflujo.

 

  • Evita consumir alimentos que te produzcan reflujo: Lo que queremos es que mejores por ello te pedimos que tomes consciencia y evites a toda costa alimentos que produzcan reflujo gástrico nocturno como por ejemplo: (Café, refresco, alcohol, alimentos con alto contenido en grasas, comidas con mucho condimento o picante etc.)

 

  • Evita la ropa muy ajustada para dormir: Usa la ropa más holgada que consigas, evita estar apretado para no comprimir el estómago y producir regurgitación.

 

  • Evita consumir alimentos antes de acostarte a dormir: Te recomendamos que consumas alimentos solo 2 o 3 horas antes de acostarte a dormir de esa manera reducirás el riesgo de que se produzca el reflujo gástrico nocturno que tanto te está quitando tu sueño y tu tranquilidad.

 

  • Duerme con el tórax elevado (sin exagerar): Cuando nos acostamos de manera totalmente horizontal, nuestro esófago, garganta y el estómago quedan exactamente a la misma altura facilitando que se produzca la regurgitación y pase el contenido alimentario del estómago al esófago provocando los síntomas característicos (Ardor, nauseas, vómitos y sabor agrio).

 

Es por ello que te recomendamos que trates de dormir con el tronco elevado, la mejor forma de hacerlo es colocando tacos de madera de aprox 12 cm en las patas delanteras de tu cama, de esa manera no dormirás de manera horizontal sino con el tronco un poco elevado, evita usar almohadas para elevar el tronco porque terminaras lesionando tu cuello.

 

  • Mastica chicle antes de acostarte a dormir: Cuando masticamos chicle se estimula la producción de saliva, esta sustancia es capaz de calmar y devolver los ácidos gástricos que han subido al esófago de vuelta al estómago.

 

  • Empieza a bajar de peso: Uno de los factores de riesgo para padecer reflujo gástrico nocturno es el sobrepeso por ello te recomendamos que bajes por lo menos de 2 a 4 kg eso ayudara a tu estomago a no estar tan presionado y notaras una gran mejoría tanto en tu vida como en el padecimiento que tienes.

 

Seguir estas recomendaciones al pie de la letra en conjunto con un tratamiento médico-farmacológico adecuado te garantizara que te cures del reflujo gástrico nocturno en un corto periodo de tiempo, solo es cuestión de que hagas un pequeño esfuerzo y elimines ciertas cosas de tu vida de manera momentánea.

 

¿Cuándo debemos alertarnos si padecemos de reflujo gástrico nocturno?

 

Siempre te recomendaremos que asistas a tu medico desde el día 1 que empieces a sentir los síntomas sin embargo existes síntomas de emergencia que deberían alertarte para que acudas de inmediato a tu medico de confianza o al gastroenterólogo que conozcas para evitar mayores complicaciones.

 

  • Más de 6 regurgitaciones en la noche o en el día.
  • Fiebre elevada
  • Dolor abdominal intenso
  • Pérdida de peso
  • Heces muy oscuras o con trazas de sangre
  • Vómitos incoercibles
  • Mucha dificultad para poder tragar
  • Si los síntomas persisten luego de 2 semanas de tratamiento con antiácidos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *