Que son las vitaminas liposolubles

Que son las vitaminas liposolubles
Puntua este Articulo

vitaminas liposolubles

La derivación etimológica de la palabra vitamina es “aminas de la vida” con lo que podemos decir que son compuestos heterogéneos imprescindibles para la vida. Éstos no pueden ser sintetizados por el organismo, por lo que deben ser obtenidos a través de la ingesta directa. Las vitaminas son indispensables en pequeñas cantidades para el crecimiento y regularización de funciones vitales del organismo.

Adentrándonos más hacia el área química, las vitaminas son catalizadores que actúan como coenzima en las reacciones químicas dadas en nuestro organismo para así ayudar a su correcto funcionamiento fisiológico, además actúan como grupos prostéticos de las enzimas.

Podemos clasificar a las vitaminas en dos grandes grupos que son: las vitaminas hidrosolubles y las vitaminas liposolubles. En esta sección hablaremos específicamente sobre las liposolubles.

Las vitaminas liposolubles son aquellas que son solubles en grasa, es por ello que se recomienda consumirlas en conjunto con alimentos  que contienen grasa. Éstas no pueden ser sintetizadas por el organismo, por esta razón se recomienda la ingesta equilibrada de vitaminas contenida en alimentos naturales.

Este grupo de vitaminas se absorben en el intestino delgado con la grasa alimentaria y no se excretan mediante la orina. Su almacenamiento es dado en el hígado y en los tejidos grasos de la mayor parte del cuerpo. Estas corresponden a las vitaminas: A (retinol), D (calciferol), E (tocoferol) y K (antihemorrágica).

Vitamina A o Retinol

Es necesaria para el crecimiento y el desarrollo de los huesos. Debido a su acción de promover el fortalecimiento del sistema inmunitario ayuda a prevenir enfermedades infecciosas. Es esencial para la reparación de las células, la visión y aparato reproductivo; y es considerada un excelente antioxidante.

¿En qué alimentos podemos encontrarla?

Hay alimentos ricos en diferentes vitaminas, la vitamina A podemos conseguirla en lácteos como la leche, derivados como el queso y la mantequilla, en la yema de huevos, aceite de soya, aceite de hígado de pescado, zanahorias, tomate, espinacas, calabaza (auyama), brócoli, perejil, lechuga, melón, mango, papaya y durazno.

Vitamina D o calciferol

Es considerada como la vitamina antiraquitismo. Corresponde a la vitamina D2 (ergocalciferol; de origen vegetal) y D3 (colecalciferol; de origen animal). La vitamina D es imprescindible para la absorción del calcio y el fósforo en el intestino, lo cual fortifica los huesos y los dientes.

 

 ¿Dónde podemos encontrarla?

La Vitamina D3 o Colecalciferol podemos encontrarla en lácteos como la leche fortificada, derivados como el queso, en la yema de huevo, en sardinas, atún, pescado, bacalao, salmón, aceite de pescado e hígado, mientras que el Ergocalciferol podemos obtenerla del ergosterol, una molécula de origen vegetal. Pero hay que destacar que la mayor parte del consumo no se usa, es por ello que la fuente más importante es la síntesis endógena en la piel mediante la exposición a la luz solar.

Vitamina E o tocoferol

Es una vitamina antioxidante que protege a las células de agentes o sustancias toxicas, ayuda a la fortificación del sistema inmunitario y protege al organismo contra los efectos del envejecimiento. Actúan protegiendo las membranas celulares y por lo tanto son antitumorales.

Esta vitamina es necesaria para la salud de los sistemas nervioso y cardiovascular; además es excelente cicatrizante. La vitamina E se absorbe con los lípidos en el intestino delgado y se deposita en el hígado.

¿En qué alimentos podemos encontrarla?

Podemos conseguirla en aceites vegetales y germinales, hígado, huevos, en todos los vegetales de hojas verdes, legumbres, frutas secas, en cereales, germen de trigo y panes integrales.

Vitamina K o antihemorrágica

También conocida como filoquinona. Es conocida como la vitamina de la coagulación, ya que previene hemorragias al ejercer importante papel o ser esencial en un proceso del cuerpo llamado cascada de la coagulación, donde promueve la síntesis de la protrombina. También tiene importante función en la producción de tejido óseo.

¿Dónde podemos conseguirla?

Se encuentra principalmente en vegetales de hojas verdes como la espinaca, la lechuga y el brócoli, aceites vegetales, hígado y cereales integrales, pero se sintetiza por la flora bacteriana intestinal.

Todas las vitaminas son esenciales para el ser humano, los alimentos que hemos nombrado contienen cantidades variables de vitaminas y minerales que pueden ser alterados por la cocción de los mismos, es por esto que a veces es necesario complementar la alimentación con suplementos vitamínicos, sobre todo en pacientes inmunosuprimidos por alguna enfermedad, sobre todo de origen viral.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *